En primer lugar quisiera presentarme, soy Marta Soriano, artista plástica y educadora, Y ahora también anfitriona de este nuevo conjunto residencial compuesto por cinco casitas de madera ubicadas en la montaña, en pleno parque natural del Corredor, con vistas al mar.